Exposición en Granada sobre Michael Faraday

Exposiciones en Granada
Sólo hay una manera posible de hacer que algo despierte el interés de una persona: demostrarle que eso puede tener alguna utilidad en su vida, es decir, que nuestra propuesta servirá para que su vida pueda ser algo mejor.
No siempre esa mejora tiene que ser material, en ocasiones es suficiente con sorprender o mejorar el estado de ánimo para que alguien considere que lo ofrecido tiene interés.
En Granada se ha inaugurado una exposición que parece ser que tiene más o menos este objetivo, despertar el interés demostrando que una persona puede cambiar el mundo.
Michael Faraday dedicó su vida a la ciencia y de su productivo trabajo llegaron desde el primer motor eléctrico hasta el descubrimiento del benceno.
No se puede negar que el espíritu científico que intenta arrojar luz sobre el mundo es casi consustancial con nuestra naturaleza sin embargo no parece ser ésta la única forma de relacionarse con el mundo y ni mucho menos la más eficaz.
Con científicos como Faraday iniciamos una carrera que nos ha conducido hasta el mundo actual en el cual no sé si habrá alguien que pueda decir que tiene algún conocimiento profundo del mundo o que por lo menos considere que su vida tiene mucho más sentido que las de los pocos hombres y mujeres que todavía puedan vivir en las cada vez más acorraladas selvas de nuestro planeta.
No creo que nuestro objetivo con la ciencia y la técnica sea construir mejores lavadoras, coches más veloces y seguros,… o lo que podamos imaginar en esa línea de acción porque todo esto parece que está encaminado a permitirnos tener una menor “presión” por parte de nuestro mundo para poder así dedicarnos a… ¿descansar en una playa de Benidorm?. Sinceramente no sé dónde pretende llegar la cíencia o la técnica.
La ciencia es lo que es porque la hacemos nosotros, los seres humanos, así que no tendría sentido decir que los posibles errores sólo llegan de la mano de los hombres puesto que sin estos la ciencia ni existiría. En algún momento de la historia tuvo que cometerse un error muy grave para que nos veamos ahora como víctimas de la contaminación de nuestros coches y fábricas, envenenados por cientos de plaguicidas en nuestra comida, o manejados como marionetas sin conciencia en el comercio de medicamentos. Todo eso también tuvo su origen en la ciencia y desde luego dudo mucho que el “perfume” del tubo de escape de un coche ayude mucho a comprender mejor el mundo.
Probablemente el error pueda situarse fuera de la ciencia, en nuestro deseo de convertirlo todo en un negocio.
El Parque de las Ciencias de Granada está trabajando actualmente en varias exposiciones como la actual de Faraday, procurando siempre que sean de un formato flexible y fácilmente transportable. Una de esas exposiciones se llamará: “¿para qué sirve la ciencia?”. Veremos qué respuesta pueden darle a esta pregunta.
Si usted quiere conocer esta primera exposición sólo tiene que pasarse por el Instituto Padre Suárez de Granada. Si no vive en esta ciudad y decide buscar alojamiento tiene dos opciones dependiendo de su economía: hostales baratos u hoteles de lujo. Claro está que en mitad de estos dos extremos podrá encontrar muchos más alojamientos con precios intermedios.

Más artículos que pueden ser de su interés:

Category: Granada

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.