Lo mejor y lo peor de un viaje a Sevilla

Vamos a iniciar con este artículo una serie dedicada a lo mejor y lo peor, atendiendo a lo que sería una visita turística, de las ciudades andaluzas. Por lo tanto dejaremos fuera muchos asuntos que seguramente ayudan a la valoración positiva, o negativa, que se tiene de cualquiera de las capitales pero que no son de interés para un turista.

En el caso de Sevilla hay que reconocer que es una ciudad a la que de entrada es poco lo que se puede decir en su contra pues cualquier turista que planee un fin de semana en la capital andaluza seguro que se marchará satisfecho de su visita. Sin embargo vamos a intentar ayudar con lo que nosotros consideramos que puede contribuir a disfrutar más de ese viaje y lo que puede, en cierta manera, estropearlo.

El entorno del Guadalquivir es de gran atractivo en Sevilla

Comenzaremos por lo mejor de Sevilla:

  • Una visita tranquila al centro de Sevilla es una experiencia única. No deje de hacer el recorrido que le llevará desde el Puente de San Telmo, pasando por la Avenida de la Constitución, hasta La Campana. En ese recorrido de unos 1500 metros encontrará la gran Sevilla monumental unida a la Sevilla más comercial.
  • Una noche de primavera, o verano, paseando por el Barrio de Santa Cruz es también una experiencia inolvidable. Conocerá cómo era Sevilla en siglos pasados y cómo es hoy día, y disfrutará de un ambiente plenamente andaluz aunque con muchos turístas por metro cuadrado que buscan las mismas esperiencias que usted.
  • La costumbre del tapeo en la multitud de bares que hay en Sevilla seguro que le resultará atractiva. Ya sea en Triana, en la Alfalfa o en la Buharia, lo difícil será que no encuentre un bar de su agrado. Como tapas típicamente sevillanas podemos mencionar los garbanzos con espinacas, el solomillo al whisky, las croquetas de diferentes tipos,… todas deliciosas.
  • Si busca el contacto con más gente, es decir, la marcha en Sevilla, ya sea juvenil o de edades más maduras, hay lugares emblemáticos donde siempre encontrará a multitud de personas. La Plaza del Salvador es famosa por las verdaderas aglomeraciones que se forman para tomar cañas en torno a un diminuto bar. La zona de la Alfalfa también suele concentrar a gran parte de la juventud durante los fines de semana. El Barrio de Santa Cruz es más propio para turistas y menos frecuentado por los sevillanos aunque el conocido bar de las columnas suele ser lugar de quedada. En la calle Betis y en muchas más calles de Triana el ambiente es sensacional. Un ambiente diferente es el que le ofrece la zona de la Avenida de la Palmera o también los entornos del río Guadalquivir. Sin duda hay donde elegir.
  • Momentos que se viven con auténtica pasión en Sevilla: la Semana Santa y la Feria. Da igual que no sea creyente o que no le guste bailar o beber, disfrutará con ambas expresiones típicamente sevillanas.

    A pesar del calor algunos turistas se atreven a comer a pleno sol en Sevilla.

Le toca ahora a lo peor de Sevilla:

  • Es poco aconsejable para un turista salirse del mapa que le dan en el hotel con lo que es más interesante porque hay zonas de Sevilla en las que no encontrará nada de interés y hasta es posible que lo que encuentre no le guste nada.
  • Sin duda Sevilla arrastra desde hace más años de los deseables una carencia de vigilancia notable. Es necesario un mayor número de policías pues hay zonas de Sevilla donde los tirones son demasiado frecuentes y una de estas experiencias puede estropearle por completo las vacaciones a cualquier turista.
  • En los días más calurosos del verano pasear durante el día por la ciudad puede ser insoportable para un turista acostumbrado a climas menos cálidos. Aunque este punto negativo tiene una fácil solución: viajar a Sevilla en meses de clima más suave, por ejemplo durante la primavera.
  • Si viaja a Sevilla en coche y desea utilizarlo para moverse por la ciudad, puede perder un buen número de horas buscando aparcamiento, salvo que no le importe aparcar a varios kilómetros de donde hubiera deseado.

Teniendo en cuenta lo positivo y lo negativo de una visita a Sevilla, sin duda pasar unas vacaciones en esta ciudad merece la pena.

 

Más artículos que pueden ser de su interés:

Category: Sevilla

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.