Qué ver en el Parque Natural de Cazorla

Ahora que estamos dejando atrás el invierno, aunque seguro que todavía nos queda algo de frío que pasar, es un buen momento para ir planeando las escapadas a los entornos naturales de Andalucía donde podamos disfrutar de la Primavera con toda su intensidad.
En Jaén se encuentra la Sierra de Cazorla que es un lugar de una belleza inesperada y muy gratificante. Digo que Cazorla tiene una belleza inesperada porque por lo general quien llega a la provincia de Jaén lo primero que se encuentra son campos interminables de olivos, con un paisaje que tal vez resulta un poco monótono aunque sin duda también tiene su atractivo. Sin embargo cuando se aproxima a la Sierra de Cazorla el paisaje cambia por completo y el entorno natural hace que el entusiasmo y la alegría de una naturaleza obsequiante en cada rincón inunde al visitante.

La Sierra de Cazorla le ofrece al visitante lugares muy hermosos para disfrutar de sus vacaciones.

Hay que mencionar que en su conjunto la Sierra tiene un alcance mayor que el referido a la Sierra de Cazorla y seguramente usted conoce el término por la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas que se extiende por algo más de 200.000 hectáreas, es decir, que hay lugar de sobra para perderse y no encontrar a ningún ser humano en muchos kilómetros a la redonda. Aunque perderse en el Parque es poco aconsejable, no sólo por si se sufre cualquier pequeño accidente, como una simple torcedura de tobillo que complique el regreso, sino porque también puede encontrarse con animales salvajes.
Por lo tanto un primer consejo para quien planea su visita a este Parque es que alquile una casa rural en Cazorla. Esto es imprescindible pues el viaje de un solo día para volver por la noche, por ejemplo a cualquiera de las mayores ciudades de Jaén, es impensable, entre otras razones porque las carreteras que conducen hasta Cazorla son las propias de montaña, o monte, algunas de ellas sin duda en buenas condiciones pero no tienen nada que ver con la autovía que une Madrid con Sevilla, por poner un ejemplo. Así que antes de viajar a Cazorla debería de planear una estancia de por lo menos dos o tres días, aunque si de verdad quiere disfrutar de su enorme Parque sería mejor que le dedicase una semana.

Veamos ahora algunas de las maravillas que podemos ver en Cazorla:

  • La primera recomendación sobre qué ver en Cazorla es sin duda su flora. Por este motivo le aconsejo que visite el Parque durante la Primavera. No hay maravilla que se le pueda comparar con los cientos de especies propias de este lugar en plena floración, algunas son endémicas de Cazorla como por ejemplo su violeta. La Sierra de Cazorla es de una riqueza enorme en cuanto a vegetación y allí encontrará por ejemplo orquídeas propias de esta zona del Mediterraneo que le dejarán sin palabras ante su belleza, aunque sean de un tamaño discreto. El único problema que usted puede tener es que sea alérgico al polen pero si ese no es su caso entonces no lo dude y consiga unos días de vacaciones en Primavera para visitar el Parque. Cualquier zona del mismo le obsequiará con multitud de plantas en flor.
  • Si usted prefiere la fauna en vez de la flora igualmente Cazorla es un lugar ideal para la observación de animales. Allí encontrará ciervos, águilas, jabalíes, buitres y en general una gran variedad de aves. La zona sur del Parque es la más retirada, la menos visitada y donde los animales se encuentra en un ambiente con menos contacto con los seres humanos.
  • El pueblo de Cazorla es otra de las visitas obligadas pues aunque usted se aloje en algunas de las casas rurales del Parque encontrará en el pueblo tiendas donde comprar alimentos y un lugar que poder visitar que tiene atractivos como el Castillo de la Yedra, o lo que queda de la iglesia de Santa María que fue destrozada por soldados de Napoleón, o las plazas del pueblo que reunen a sus habitantes en un ambiente muy agradable como la Plaza de la Corredera o la Plaza de Santa María que es donde se encuentra la iglesia en ruinas.
  • Si su deseo es conocer los lugares habitados cercanos a Cazorla y no sólo el entorno natural también tiene como opción alojarse en alguno de los hostales de Cazorla o en alguno de los hoteles de Cazorla, y de esa manera podrá realizar excursiones al Parque de Cazorla sin necesidad de alojarse en una casa rural pues no a todas las personas les gusta alojarse fuera de entornos urbanos y tendrá seguramente más fácil plantear las rutas a pueblos como Quesada donde se encuentra el museo dedicado al gran pintor local: Rafael Zabaleta. Si no desea tener que coger el coche para desplazarse a otros pueblos entonces puede visitar La Iruela que se encuentra a unos 1000 metros de Cazorla. En el pequeño pueblo de La Iruela se encuentra un castillo más llamativo que el de Cazorla, aunque está en ruinas.
  • Si a usted lo que le gusta es explorar y disfrutar del entorno natural entonces una visita interesante puede ser la que le conduzca hasta el que se supone que es el nacimiento del río Guadalquivir en la Cañada de las Fuentes. El lugar está en plena sierra aunque allí encontrará un merendero y casi seguro que a más turistas interesados por este hermoso lugar.
  • Un recorrido también interesante es el que le llevará desde el pueblo de Cazorla, pasando por La Iruela, hasta el pantano del Tranco. De hecho es muy probable que si usted se aloja en una casa rural lo haga en ese trayecto que une Cazorla y el pantano, ya sea en la zona de Burunchel, Arroyo Frío, El Chaparral, Coto-Ríos,…

Independientemente de cuáles sean sus planes al visitar la Sierra de Cazorla le deseo que pase unos días estupendos disfrutando de ese hermoso lugar.

Más artículos que pueden ser de su interés:

Category: Parques Naturales y Sierras de Andalucía

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies