Qué ver en Ronda

Ronda es una buena ciudad para vivir y, ¡cómo no!, para pasar unas vacaciones.
Desconozco si desde que Michelle Obama decidió visitarla el número de turistas que recalan en ella se ha incrementado. Probablemente sea así. De todos modos no tema pues hay suficientes miradores en el Tajo como para que no sea necesario hacer cola, y seguramente tampoco tendrá ninguna dificultad para encontrar alojamiento (consulte Hoteles de Ronda o los más baratos hostales de Ronda) o para almorzar o tomar alguna tapa en cualquiera de sus bares (consulte restaurantes de Ronda). Tenga en cuenta que la lista de personajes conocidos a nivel internacional que han visitado esta ciudad es muy amplia, entre ellos Orson Welles o Hemingway, así que probablemente si la visita de algunos, o muchos, turistas se ve influenciada por estos ilustres, Michelle Obama lo único que ha hecho ha sido sumarse a esa larga lista. Aunque claro, hay que reconocer que la esposa del presidente de Estados Unidos hoy día tendrá más capacidad para influenciar a quienes planean hacer turismo en Andalucía que tal vez Rainer María Rilke que pasó un par de meses en Ronda, en 1912.

Puente Viejo en Ronda.

En qué momento es mejor viajar a Ronda.
Probablemente la primera pregunta que usted se haga sea sobre la fecha más acertada para viajar a Ronda. Está claro que no siempre se puede elegir pero cuando menos podrá seleccionar en qué mes realizará ese viaje. A este respecto le puedo aconsejar lo siguiente:
– Si le gustan las ferias andaluzas, con el bullicio, las casetas,  los cacharros típicos  y todo ese ambiente que las rodea entonces espere a comienzos de Septiembre que es cuando se celebra la feria de Ronda (feria de Pedro Romero), includas las famosas corridas goyescas.
– Un periodo del año realmente agradable está comprendido entre finales de invierno a comienzos de verano. La temperatura es muy agradable, las lluvias son menos frecuentes y los árboles y plantas se encuentran en pleno éxtasis de crecimiento y floración.
– El verano es tal vez el momento impuesto para muchos al coincidir con las vacaciones para pasar en Ronda más de un fin de semana. Debe de tener en cuenta que los meses de Julio y Agosto son realmente calurosos y esto puede condicionar sus salidas a otros pueblos pues entre las dos y las siete de la tarde la gente de esta zona procura estar en casa resguardados del calor.
– Otoño es también una buena estación, más indicada para melancólicos pues los días se van acortando, llegan las lluvias y empieza a notarse el frío. Hay menos turistas en Ronda y tal vez se pueda apreciar mejor la belleza de esta ciudad.
– Sin ninguna duda yo no le recomendaría viajar a Ronda en invierno salvo que su visita sea de uno o dos días. El tiempo empeora y sobre todo el frío puede llegar a ser muy intenso. Si planea visitas a los alrededores, a pueblos de la sierra, tampoco es la mejor idea hacer esos recorridos en días en los que ya es de noche a las 7 de la tarde o puede existir riesgo de nevadas. Esto no quiere decir que Ronda en inverno sea la siberia andaluza, nada de esto, pero si usted se ve obligado a planear su visita con bastante antelación es mucho más probable que el tiempo sea infinitamente más favorable en primavera que en invierno.
– Si usted, decididamente, está interesado en visitar Ronda en fechas festivas entonces tenga en cuenta que lo más destacado lo encontrará en la feria de Pedro Romero a comienzos de Septiembre, la Semana Santa y en el primer domingo de Julio podrá disfrutar de una pequeña romería, en el sentido de que los participantes suelen ser en su mayoría rondeños, dedicada a la Virgen de la Cabeza.

Panoramica de la ciudad de Ronda.

Cómo llegar a Ronda
Los medios de comunicación principales para llegar a Ronda son el tren y los vehículos de carretera (el coche o el autobús). También se puede llegar a pie recorriendo las sierras malagueñas, o gaditanas, pero este sistema no cuenta con el favor de los actuales turistas y ciertamente no debe de ser muy cómodo pues salvo en el caso de los bandoleros o de quienes tenían que huir de la justicia, a pocos más se les ocurría llegar, o salir, de Ronda a pie.
Tanto si utiliza el tren como si emplea el coche, o autobús, le puedo comentar (por experiencia propia):
– No hay trenes rápidos para llegar a Ronda, aunque está previsto que la alta velocidad llegue también a esta localidad, y dependiendo de la ciudad de origen puede que ni siquiera haya trenes directos. Por ejemplo, desde Sevilla va a tener que comprar billete hasta Bobadilla (tardará en llegar en torno a 1 hora y 40 minutos). Allí tendrá que esperar un tiempo variable pero siempre excesivo, puede que en torno a 1 hora, y luego tendrá que tomar un tren desde Bobadilla a Ronda que tardará en llegar en torno a 1 hora. En total: 3 horas y 40 minutos. Demasiado.
Desde Granada a Ronda parece increible pero tardará menos tiempo en llegar, en torno a 2 horas y 40 minutos.
Si viene desde más lejos, por ejemplo, desde Madrid puede viajar en tren hasta Ronda y necesitará en torno a las 4 horas, algo menos, con los trenes Altaria.
– Por carretera hay que reconocer que Ronda no está lo bien comunicada que debería de estar. Claro que hay carreteras pero son francamente mejorables.
De Sevilla a Ronda puede tardar, en coche, en torno a 2 horas y 30 minutos. En autobús la empresa de los Amarillos  le dejará en la estación de autobuses de Ronda en unas 3 horas.
De Ronda a la Costa del Sol, en concreto a Marbella, puede emplear 1 hora en llegar siendo la distancia poco más o menos de 60 Km. La carretera propia de sierra con multitud de curvas no es el mejor reclamo para hacer ese recorrido aunque tampoco debe de temer nada.
Desde Málaga hasta Ronda puede viajar también en autobús con la empresa de los Amarillos. Tardará algo menos de 2 horas.

Parador de Ronda.

Dónde nos alojamos en Ronda
Ya he mencionado al comienzo del artículo que no es complicado encontrar alojamiento en Ronda y por si lo desea tiene varios enlaces donde podrá encontrar referencias de hoteles y hostales.
Como sucede en cualquier otra ciudad los momentos más complicados para encontrar alojamiento coinciden siempre con las fiestas de la localidad. En este caso la feria que se celebra a comienzos de Septiembre es posiblemente el momento más dificil para encontrar una habitación libre.
El resto del año sólo hay que reservar con un poco de antelación para conseguir el alojamiento deseado.
En Ronda, a pesar de ser una ciudad relativamente pequeña pues tiene menos de 40.000 habitantes, podrá encontrar hoteles de gran variedad de precio y calidad, incluso tiene disponible el Parador que se encuentra junto al Puente Nuevo.
Una opción interesante si se aloja durante varios días y va acompañado por más personas es el alquiler de una casa rural (consultar casas rurales en Ronda) que incluso puede encontrar dentro del casco urbano, es decir, que no va a necesitar irse a mitad de la sierra para encontrar una de estas casas.
La manera más sencilla de encontrar alojamiento en Ronda cuando ya nos encontramos en la ciudad y no hemos hecho ninguna reserva por adelantado es situarse en la calle Carrera de Espinel y desde allí, a muy poca distancia, encontrará multitud de hoteles y hostales.

Restaurante junto al Puente Nuevo de Ronda.

Dónde comemos en Ronda
Lo primero que debe de tener en cuenta es que en Ronda los platos típicos están relacionados con la caza, sin embargo esto no quiere decir que usted tenga que comer a la fuerza conejo a la rondeña o perdiz. Por fortuna en Ronda encontrará muchos buenos restaurantes y multitud de bares donde podrá tapear. En la gastronomía local también hay que mencionar sus vinos y entre los dulces las yemas del Tajo.
Una buena manera para localizar estos establecimientos es de nuevo situarse en la Carrera de Espinel o bien en Calle Virgen de la Paz que es la que se encuentra junto a la plaza de toros. Allí mismo se encuentra el restaurante Pedro Romero y muy cerca, también frente a la plaza de toros, el restaurante Jerez. Si está interesado/a en almorzar donde comió Michelle Obama entonces sólo tiene que andar unos metros desde la plaza de toros para dirigirse al restaurante del Escudero que se encuentra en el Paseo de Blas Infante, 1, muy próximo a los anteriores.
Otro restaurante muy afamado en Ronda y fuera de esta ciudad es Tragabuches que se encuentra en la Calle de José Aparicio,1, igualmente muy cercano a la plaza de toros y a los otros restaurantes.
Hay muchísimos más restaurantes y bares donde poder comer en Ronda, por ejemplo en el entorno de la Plaza del Socorro o de la Plaza de Carmen Abela encontrará gran variedad en platos y tapas.
Seguramente alguno de nuestros usuarios podrá comentar al respecto recomendando algún bar o restaurante y algún plato destacado.
A mí una tapa que siempre me gustó y que conocí en Ronda son los huevos de codorniz tanto fritos con jamón en un pequeño trozo de pan o, mejor aún, cocidos en vinagreta.

Puente Nuevo de Ronda.

Qué podemos ver en Ronda
Realmente hay mucho que ver en Ronda y esto le demostrará que una visita de dos días es demasiado breve, ya no hablemos de esas visitas relámpago que no duran ni siquiera un día al completo. Para conocer con cierto detalle la ciudad y los alrededores puede ser necesario pasar allí entre 7 y 10 días.
De todas maneras si no dispone de tanto tiempo puede regresar varias veces más a la ciudad.
Intentaré no dejarme atrás nada destacado, así a continuación aparecerá lo que no debería de dejar de ver en Ronda:
– El Puente Nuevo hay que verlo, desde luego, desde el propio puente pero desde ahí es imposible apreciar la belleza de esa construcción. Será necesario que salga de la ciudad y se distancie un poco, esto lo puede hacer andando, para tener una panorámica como la que puede ver en una de las fotos. Esa es sin duda una de las imágenes más conocidas de Ronda, de Andalucía y de toda España. Ni se le ocurra ir a Ronda y no tener esas vistas del Puente Nuevo.
– La Plaza de toros y la Real Maestranza de Caballería son también visitas obligadas para conocer una parte fundamental en la historia de Ronda.
– La iglesia de Santa María la Mayor o la iglesia del Espíritu Santo no sólo las visitan quienes son creyentes, así que tampoco deje de considerar esa visita independientemente de sus creencias.
– La Puerta de Felipe V es un lugar ideal para hacer sus fotografías de recuerdo de Ronda. Atraviésela a pie pero le aconsejo sinceramente que no lo haga en coche pues esa cuesta con los cambios de nivel se le puede complicar.
– En Ronda también hay numerosos museos: museo Rilke (se trata de la habitación que ocupó en el hotel Reina Victoria), museo del Bandolero, museo Municipal de Ronda ubicado en el Palacio de Mondragón,…

Puerta de Felipe V en Ronda.

– En Ronda hay multitud de grandes casas y palacios. No todos se pueden visitar pues algunos son privados pero nadie le impedirá andar entre las calles de Ronda y disfrutar de sus fachadas. Destacan el Palacio de Mondragón, la Casa del Rey Moro, el Palacio de Salvatierra y la Casa de San Juan Bosco.
– Como no sólo de monumentos vive el hombre, o la mujer, le voy a recomendar algunas zonas de Ronda que pueden resultarle agradables. Un paseo por los alrededores de la Plaza de toros, por la zona del Paseo de Blas Infante (ya mencionada) y desde allí atravesando el Pasaje de Ernest Hemingway hasta la Alameda del Tajo, contemplando las magníficas vistas desde sus famosos balcones, es sin duda una experiencia para repetirla a diferentes horas del día y la noche. Es especialmente agradable este lugar cuando están en flor algunos cerezos allí plantados.
También es una buena idea que conozca el bullicio de la Carrera de Espinel, conocida como Calle de la Bola, a primeras horas de la mañana y que desayune allí café con leche y churros o tostadas con zurrapa de lomo. En esa calle hay multitud de tiendas, algunas muy curiosas.

Al fondo, Iglesia de Santa Cecilia.

Excursiones desde Ronda
Por lo general, cuando la visita a Ronda dura más de cuatro o cinco días se suelen planear excursiones a pueblos cercanos que complementan bastante bien una visita en la cual se puede llegar a conocer parte del Parque Nacional de Grazalema, la Serranía de Ronda, la Sierra de Cádiz,…
Los pueblos más cercanos y que puedo recomendarle:
Benaoján: situado a unos 15 Km de Ronda, tardará poco más de 20 minutos en llegar en coche. Si le gusta hacer senderismo puede ir hasta la Cueva del Gato. En este pueblo los derivados del cerdo son los más típicos en su gastronomía.
Alpandeire: tardará poco más de media hora en recorrer los aproximadamente 18 Km que separan este pueblo de Ronda. Es un pueblo muy pequeño de no más de 300 habitantes pero de gran atractivo. Es famoso uno de los panditos, así llamados los naturales de este pueblo, conocido como Fray Leopoldo de Alpandeire, fraile capuchino especialmente relacionado con Granada. Los dulces típicos de Semana Santa es lo más recomdable de su gastronomía.
Setenil de las Bodegas: en media hora puede recorrer los 22 Km hasta llegar a Setenil. Aunque también es un pueblo pequeño de menos de 3000 habitantes tiene un ambiente turístico mayor que en las otras localidades. Le llamará la atención las casas construidas aprovechando un macizo de roca y cómo estas casas se han integrado de tal manera como si las hubiesen injertado en la propia roca.
El Burgo: otra media hora necesitará para recorrer algo menos de 30 Km. Una visita interesante, si le gusta pasar un día en el campo, es ir hasta El Burgo y desplazarse al área recreativa de La Fuensanta. Tenga en cuenta que este pueblo está ubicado en la Sierra de las Nieves y aquí la vegetación, los arroyos, algunas pequeñas cascadas,… le tienen reservado agradables sorpresas.

Más artículos que pueden ser de su interés:

Category: Ronda

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies