Qué ver en Sevilla

| 23/10/2009 | 0 Comments

La ciudad de Sevilla difícilmente podrá conocerla como se merece en un fin de semana, sin embargo esto no quiere decir que tenga que esperar a disponer de un mes al completo para poder desplazarse a esta ciudad andaluza. Llegando a Sevilla un viernes por la tarde y marchándose un domingo por la noche, tendrá las suficientes horas para pasear por sus calles, degustar algunas de las numerosas tapas en algunos de sus aún más numerosos bares, y dedicar su tiempo a las zonas de la ciudad que más le interesen.
Es importante, ante todo, que haya elegido bien el alojamiento ya que en estancias cortas siempre es mejor tener un hotel, u hostal, en la misma zona, o en las proximidades, donde tenga previsto estar durante más tiempo. Hoteles en Sevilla hay afortunadamente muchos, salvo cuando se viaja en plena Feria de Abril, o en Semana Santa, momentos en los que es casi imposible encontrar una habitación libre.

Supongamos por lo tanto que usted va a llegar a Sevilla un viernes por la tarde. Llega a su hotel, deja las maletas, y ya en la calle se pregunta: ¿y ahora a dónde voy?.

Primer día en Sevilla: Viernes por la tarde-noche.
Como sólo va a pasar dos noches en Sevilla ya que el domingo tendrá que marcharse a última hora de la tarde, mi consejo es que dedique la primera noche a visitar el Barrio de Santa Cruz. Este barrio suele ganar en atractivo por la noche así que desde su hotel vaya paseando, con un plano en su mano, hasta este barrio.
Tendrá oportunidad de ver la Catedral y la Giralda, si entra por la Plaza del Triunfo, que es justamente la que puede ver en la foto inferior podrá seguir mejor el recorrido que le recomiendo. En esa plaza la concentración de turistas haciendo fotos es enorme.

La Plaza del Triunfo con la Giralda y parte de la Catedral.

La Plaza del Triunfo con la Giralda y parte de la Catedral.

Si tomamos la calle Mateos Gagos que es desde donde está hecha esa foto ya podremos comenzar a repostar en algún bar. Por ejemplo en el bar Giralda donde las tapas se dejan comer con agrado.

Otro bar de tapas en Sevilla. El bar Giralda.

Otro bar de tapas en Sevilla. El bar Giralda.

Ahora bien, si a usted le gusta el bullicio no se detenga todavía y siga andando hasta llegar al cruce entre la calle Mateos Gagos y la calle Rodrigo Caro. En esa esquina se encuentra el conocido como bar de las columnas cuyo nombre oficial es Bodega de Santa Cruz.
El ambiente por la noche suele ser de gente joven que hacen un recorrido por la zona tomando cañas y charlando. Seguramente le gustará este bar ya que representa bastante bien ese ambiente de comunicación fluida a un tono nada bajo que es tan típica de esta ciudad.

Bar de las columnas o Bodega de Santa Cruz en Sevilla.

Bar de las columnas o Bodega de Santa Cruz en Sevilla.

Pero imaginemos que usted busca algo más tranquilo. Usted lo que desea es sentarse y reposar ese viaje que ha hecho hasta llegar a Sevilla. Pues claro, ¡nada de bullicio!. Entonces hágame caso, sólo tiene que andar unos metros en esa misma calle Rodrigo Caro y encontrará el bar Doña Lina. Es un bar tranquilo, donde se come bastante bien, tiene unos precios aceptables y usted ¡podrá estar sentado!. Seguramente ya sea en este bar (que puede ver en la foto inferior), o en cualquier otro, u otros, usted pasará por lo menos una hora. Si a este tiempo le sumamos lo que ha tardado en llegar hasta aquí lo mejor que puede hacer es darse un poco de prisa y caminar hasta la Plaza de Santa Cruz.

Un bar tranquilo donde comer bien en el Barrio de Santa Cruz de Sevilla.

Un bar tranquilo donde comer bien en el Barrio de Santa Cruz de Sevilla.

Seguramente que la noche se le haya hecho muy corta, esa será buena señal de que lo ha pasado bien. Lo recomendable es que se marche al hotel a descansar porque mañana a primera hora de la mañana ya deberá de estar en pie para disfrutar de un buen desayuno.
Si el hotel lo tiene en el centro puede volver andando. Fíjese en la foto inferior de las calles del centro de noche en un día de verano, con los toldos. Si su hotel está un poco lejos mejor será que tome un taxi.

El centro de Sevilla.

El centro de Sevilla.

Si no conoce Sevilla hágame caso y no se ponga a callejear porque si bien no se puede decir que Sevilla sea una ciudad demasiado insegura, usted se puede meter en la boca del lobo sin darse cuenta. Mire más abajo, ahí podrá ver la boca del lobo:

Si se dedica a callejear puede llegar hasta la boca del lobo.

Si se dedica a callejear puede llegar hasta la boca del lobo.

Segundo día en Sevilla: Sábado hasta las dos de la tarde.
Usted puede organizar el sábado como prefiera ya que tal vez vaya a Sevilla con alguna idea fija, de algo que quiere ver, o algún lugar donde querrá estar mucho más tiempo del que otra persona le dedicaría. Pero si no tiene planes entonces puede dejarse guiar por las siguientes recomendaciones.

Vuelva de nuevo al centro, no más tarde de las 9 de la mañana, y busque algún bar para desayunar.
Lo más típico son las tostadas con aceite y tomate, a las que se le puede añadir jamón. El pan puede ser también mollete.  Encontrará algunos bares, no demasiados, donde podrá comer churros.
Lo ideal será que usted mismo pudiera prepararse las tostadas con el aceite y el tomate, y le digo esto porque incomprensiblemente en más bares de lo deseable han dejado de saber cómo se prepara una simple tostada con aceite y tomate. Primero se le pone el aceite y luego el tomate, porque si lo hacen al contrario (como parece ser ahora la norma), el pan quedará empapado de agua del tomate y el aceite quedará flotando. Claro que se consume menos aceite y supongo que esa será la feliz idea que estropea unas tostadas para ahorrar dinero. Así que le deseo suerte en la elección del bar.
El bar El Comercio que se encuentra cerca de la plaza de la Magdalena, en la calle Puente y Pellón, es muy frecuentado por los sevillanos.

Desayunando en Sevilla

Desayunando en Sevilla

Independientemente de donde haya desayunado el centro le invita a ver algunos comercios. Le puede dedicar algún tiempo a las tiendas por si acaso quiere comprar algo. Las calles con más comercios son Sierpes, Velazquez, Tetuán, San Eloy, Cuna,…
A media mañana se puede dirigir hacia la zona de la Catedral. Se dará cuenta de que los turistas no faltan nunca en Sevilla. Si lo desea, y en el momento elegido no tiene que guardar cola, puede entrar en los Reales Alcázares.

En ocasiones, cuando se dispone de poco tiempo, es mejor olvidarse de algunos monumentos.

En ocasiones, cuando se dispone de poco tiempo, es mejor olvidarse de algunos monumentos.

Es hora de visitar la zona del río así que vamos a ir andando por la avenida de la Constitución hasta el puente de San Telmo donde podremos encontrarnos con unas de las más típicas y mejores vistas de Sevilla. De paso descubrirá la famosa Torre del Oro.

Torre del Oro y el Guadalquivir.

Torre del Oro y el Guadalquivir.

Imagino que a estas horas ya le estará volviendo el apetito. Así que antes de que pueda decidirse por visitar varios bares y dedicarse a tapear, o sentarse en un restaurante, le aconsejaría que se diese una vuelta por la plaza del Salvador. Lo más probable es que se encuentre con un ambiente muy semejante al que puede ver en la fotografía.

A ciertas horas nunca falta gente en la Plaza de El Salvador.

A ciertas horas nunca falta gente en la Plaza de El Salvador.

Si me permite un consejo sobre un bar restaurante donde podrá almorzar estupendamente entonces vaya hasta la cercana Plaza del Cristo de Burgos y allí se encontrará en una de sus esquinas el Bar Los Coloniales. Es un local pequeño así que si no llega pronto seguramente tendrá que esperar a que una mesa quede libre. Se come estupendamente en este sitio y el precio es económico.

Bar Los Coloniales en la Plaza Cristo de Burgos de Sevilla.

Bar Los Coloniales en la Plaza Cristo de Burgos de Sevilla.

Supongo que después de almorzar le apetecerá descansar un poco en su hotel.

Tarde-noche del Sábado.
Aunque es complicado elegir entre todos los lugares que se pueden visitar en Sevilla creo que una buena elección sería ver toda la zona comprendida entre el centro, la Alameda de Hércules y la zona del río que está próxima a la Cartuja.
La Alameda de Hércules ha cambiado notablemente desde hace unos años. Antes esa zona, a pesar de encontrarse en pleno centro, estaba bastante olvidada por el Ayuntamiento. Sin embargo se empezaron a introducir modificaciones encaminadas a terminar con la marginalidad y parece que el resultado fue positivo.
Hoy día esta zona es la más bohemia de Sevilla, y si años atrás pocas personas decidían irse a vivir a la Alameda hoy día son muchos los que están reformando viviendas.

Paseando por la Alameda.

Paseando por la Alameda.

Una vez que llegue a la zona del río, en la avenida de Torneo, podrá contemplar los diferentes puentes de Sevilla.
Es una zona moderna, que se construyó, o reformó, para la Expo92 y que consiguió abrir Sevilla hacia el oeste. Recuerdo que antes de la Expo92 en la calle Torneo había un muro que impedía ver el río, en un corte brusco que estaba imposibilitando que la ciudad disfrutase de esa zona. Lamentablemente aunque esa exposición consiguió que Sevilla se transformase, lo que no pudo impedir es que buena parte de lo construido terminase siendo abandonado.
De todas formas un paseo por la avenida de Torneo, hasta la zona de Plaza de Armas, seguro que le resultará muy agradable.

Unos patos haciendo uso del Guadalquivir.

Unos patos haciendo uso del Guadalquivir.

Ya que estamos en la zona del río y la noche se acerca lo que vamos a hacer es recorrer una de las calles más típicas de Sevilla, la calle Betis. Allí podrá cenar y disfrutar de otra de las mejores vistas de Sevilla durante la noche.

Un paseo lleno de romanticismo por la calle Betis.

Un paseo lleno de romanticismo por la calle Betis.

Terminaremos el recorrido, ya después de cenar, en la Plaza de Cuba. Desde allí usted decide si volverá andando a su hotel o si tendrá que tomar algún taxi que podrá encontrar en la propia plaza.

Calle Betis. Al fondo, en el centro, se puede ver la Giralda, a la derecha la Torre del Oro.

Calle Betis. Al fondo, en el centro, se puede ver la Giralda, a la derecha la Torre del Oro.

Domingo: último día en Sevilla.
Mi consejo es que de nuevo inicie este último recorrido en el centro de Sevilla. Desayune en alguno de sus bares y luego visite el Archivo de Indias. No le llevará mucho tiempo ya que la zona abierta al público es pequeña. Irse de Sevilla sin visitar este Archivo que tan unido ha estado a la historia de la ciudad y la conquista de América sería imperdonable.
El león que puede ver se encuentra frente al Archivo, en un pequeño jardín.

No olvide visitar el Archivo de Indias.

No olvide visitar el Archivo de Indias.

Desde aquí nos vamos a ir al Parque de Maria Luisa. Lo mejor es ir andando, así aprovechará para ver la Real Fábrica de Tabacos que ha servido para alojar la Facultad de Derecho. El recorrido hasta allí lo puede hacer en tranvía.
Desde la Fábrica de Tabacos hasta el Parque hay pocos metros.
Ya dentro del Parque de Maria Luisa puede visitar el monumento en memoria de Bécquer. El recorrido por el parque, incluida la visita al Museo Arqueológico y al Museo de Arte y Costumbres Populares,  puede durar varias horas. Puede almorzar en alguno de los bares o restaurantes que están próximos al parque.

Parque de Maria Luisa en Sevilla.

Parque de Maria Luisa en Sevilla.

¿De cuánto tiempo dispone?
Es posible que no pueda quedarse muchas más horas en Sevilla así que un tranquilo paseo desde este parque hasta su hotel, haciendo parada para tomarse un café sería un buen plan.
Hay mucho que ha quedado por ver en Sevilla así que tiene un nuevo motivo de alegría ya que podrá planear nuevas visitas a esta encantadora ciudad.

Category: Sevilla

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.