Centro comercial de Nervión Plaza de Sevilla

Este centro comercial se construyó no hace demasiados años y se unió a otro más, situado a poca distancia, reactivando toda la actividad comercial y de ocio de la zona.
Aunque puede parecer que la calle Luis de Morales siempre tuvo la apariencia actual no hace ni veinte años que tenía un aspecto bastante diferente, más o menos de esa época data la construcción del centro de El Corte Inglés (para sorpresa de algunos que puedan pensar que tan regio comercio ha estado unido durante siglos a la historia de Sevilla).
Cines en Nervión Plaza de Sevilla
Que yo recuerde donde hoy se encuentra Nervión Plaza existía una preciosa explanada repleta de baches y de tierra que se convertía en un barrizal cada vez que llovía. Desde luego el sitio era más “ecológico” en aquellos años ya que podía confundirse fácilmente con una marisma o con un trozo perdido de monte. De hecho cuando comenzaron a construir el actual edificio, en las primeras obras para su cimentación, anidaron unos patos protegidos que obligaron a retrasar las obras para no entorpecer la venida a este mundo de esas inocentes crías.
Nervión cambió.
Toda Sevilla estaba maravillada con aquel centro comercial donde se podía hacer de casi todo. Podías ir a desayunar, hacer las compras, almorzar, tomarte un café y terminar la jornada, sin haber pisado la calle, en una de sus salas de cine. Nervión Plaza era como un mundo en miniatura.
En aquellos primeros años no se había producido la invasión adolescente actual aunque por las tiendas de moda que se instalaron ya se apuntaba a quién iba dirigida la oferta y quienes visitarían con más frecuencia aquel lugar.
Los cines y en concreto las películas que hoy día se pueden ver tampoco ayudan mucho a que un público más maduro los visite. Suele ser más del gusto de los adolescentes los prodigios que no son de este mundo y que dan forma a ese tipo de personajes que parecen estar hechos de goma, se deforman con caras extrañas por el sufrimiento pero logran recomponerse con una facilidad anormal. Hoy día las películas tienen muy poco que ver con ilusiones o sufrimientos humanos, cuando no vemos al increíble Hulk dando puñetazos nos cruzamos con Indiana Jones huyendo de los extraterrestres.
Al margen de los cines, este centro que ha cambiado muy poco en sus comercios y establecimientos, suele atraer a sus visitantes por los comercios de moda y por sus bares, restaurantes y expendedurías de comida rápida.
Dependiendo del día de la semana, y sobre todo de las horas elegidas para visitarlo, puede ser más o menos fácil encontrar una mesa libre para poder tomar comida mexicana, o una hamburguesa o un café.
El lugar, como digo, es más del gusto de un público de edades comprendidas entre los 15 y los 30 años aunque de todo puede verse por ese lugar.
El público más maduro, amante de la tranquilidad, no suele visitarlo mucho y prefieren lugares más bohemios del centro de Sevilla, por lo menos sitios en los que no terminen tomándose copas en el mismo bar donde van sus hijos. En la zona de la Buhaira o en una de las calles que rodean El Corte Inglés, Benito Mas y Prat, suelen tapear quienes planeando una noche de cine prefieren un ambiente diferente. 

Category: Sevilla

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies